Análisis: La lectura de los medios cordobeses sobre la marcha

Los medios de comunicación y los derechos humanos. Su papel histórico y las lecturas en torno a una nueva marcha. Por Giuliana Gatti y Paloma Aiassa
Foto para nota sobre medios. Fuente La Tinta
Foto: Press

Como todos los años la cobertura periodística de la marcha del 24 de marzo fue realizada por una multiplicidad de medios de comunicación. Son pocos los que se atreven a pasar por alto emblemática fecha que cala profundo a nivel social, a partir de las marchas y concentraciones que se realizan en todo el país en conmemoración a lxs 30.000 desaparecidxs y por los derechos humanos. Se trata de una lucha que comenzó con las rondas de Madres y Abuelas en Plaza de Mayo, y que sigue vigente en el pueblo argentino en un ejercicio constante por encontrar la Verdad, reclamar Justicia y mantener la Memoria del país para que el Nunca Más sea posible.

En este sentido, resulta casi ineludible poner el tema en agenda, independientemente de la línea editorial de los distintos medios. La lectura que tuvieron algunos de los principales medios de comunicación corporativos sobre la marcha en Córdoba fue de carácter más bien general: datos duros como la cantidad de manifestantes, sobre la nueva modalidad con la división en tres brazos, el lema y referencias al documento.

La mayoría hizo mención de las críticas de los organismos de derechos humanos a las políticas de retroceso del gobierno de Mauricio Macri, algo que estuvo muy presente a lo largo del documento leído por Sonia Torres y Ana Mohaded. Asimismo, muchos medios hicieron mención de los dichos de Estela de Carlotto en Plaza de Mayo, invitando a las nuevas generaciones a continuar con la búsqueda de lxs desaparecidxs.

Otro tema presente fue el anuncio que hizo la Cancillería Argentina sobre la desclasificación de archivos sobre desapariciones forzadas, cuya tercer entrega por parte del gobierno de Estados Unidos se pactó para el mes de abril. En torno a este mismo anuncio fue la única declaración del presidente Mauricio Macri, quien compartió la noticia via Twitter. Los medios no dan cuenta de ningún acto por parte de la Presidencia de la Nación en el marco del 24 de marzo.

El periodismo gráfico durante la dictadura

En la última dictadura los medios de comunicación cumplieron un rol determinante y estratégico. En su texto “La Prensa escrita Argentina ante el Golpe Militar de 1976”, la especialista María Alejandra Vitale describe las principales estrategias desplegadas por los medios para argumentar a favor del golpe. En primer lugar, se buscaba exculpar a las Fuerzas Armadas, representando el derrocamiento de María Estela Martínez de Perón como un “hecho inevitable”, valiéndose del uso de recursos mitigadores para ocultar a dichas fuerzas como responsables del golpe y de otras medidas represivas. En segundo lugar, se alegaba que se estaba frente a un “vacío de poder”, ante un gobierno débil frente al enemigo “subversivo”, que ya no se limitaba a los grupos armados de izquierda, sino que incluía también al sindicalismo combativo, la intelectualidad crítica, la juventud, la cultura, la escuela, la universidad, y a cierta bibliografía, entre otros. Por último, se exaltaba el mito de la nación católica, justificando a los militares bajo la excusa de la búsqueda del “bien común”, dejando de lado el criterio del mandato popular expresado en el sufragio, y difuminando los límites entre Iglesia y Estado.

Asimismo, se dio un plan sistemático de censura, control y manipulación, que dejó un saldo de 129 trabajadores de prensa y reporteros gráficos desaparecidxs y asesinadxs. A través del Comunicado 19 divulgado el mismo 24 de marzo de 1976, la Junta de Comandantes comunicaba que se reprimiría con reclusión de hasta diez años a quien “difundiere, divulgare o propagare comunicados o imágenes con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales”. A su vez, se obligó al cierre de muchos medios, como fue el caso del diario Los Principios en Córdoba, y se llevó a cabo un proceso de concentración mediática, haciendo de la comunicación un sistema funcional a sus intereses. La ley 22.285 establecía la distribución equitativa de canales de televisión y emisoras de radio entre las tres Fuerzas Armadas: el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, garantizando un control total de los contenidos por parte de la Junta Militar. En virtud de la misma ley, en 1981 se creó el ComFeR (Comité Federal de Radiodifusión), organismo presidido por un integrante de cada una de las fuerzas. Los medios de comunicación podían ser privados o estatales, en ningún caso podían pertenecer a cooperativas u organizaciones sociales sin fines de lucro y debían ser argentinos.

Los trabajadores de prensa víctimas del terrorismo de Estado en la provincia fueron Horacio Norberto Poggio y Carlos Mónaco, secuestrados y desaparecidos; y Miguel Hugo Vaca Narvaja, asesinado.

24 de marzo de 1976: La Voz del Interior *

Durante la dictadura La Voz era el medio que replicaba automáticamente los partes del Ejército y contaba con un memorándum interno que prohibía la difusión de los reclamos de familiares de desaparecidxs. Por aquel entonces, pertenecía a la familia Remonda: su dirección estuvo a cargo de Juan Emilio Remonda desde el 26 de junio de 1975 hasta el 20 agosto de 1976, y fue sucedido por Jorge S. Remonda Ruibal hasta abril de 1982. Esta familia tenía vínculo directo con los militares, eran conservadores con militancia en la Unión Cívica Radical y abiertamente “antiperonistas”.    

Según la exhaustiva investigación llevada a cabo por el Diario sobre Diarios (DSD), la noche antes del Golpe el Tercer Cuerpo del Ejército envió a la redacción de La Voz un Manual de Estilo. Establecía que sus comunicados debían publicarse de manera textual y que los guerrilleros debían ser nombrados bajo el término “subversivos”, entre otras indicaciones.

El 24 de marzo, La Voz publicó una edición especial que constaba de dos secciones. La primera contenía avisos clasificados en sus primeras ocho páginas, luego notas de vida social y finalmente los policiales. La segunda contenía el título “Fue derrocado el Gobierno”, y en la bajada expresaba: “Las Fuerzas Armadas controlan la situación. La Sra. De Perón detenida. Gabinete Militar”. Luego se destacaba el “Comunicado de los comandantes” en un despiece del título principal. Un segundo titular indicaba: “La Plata fue escenario de un audaz operativo de la subversión”. El resto de las noticias nacionales pertenecían a la agencia Noticias Argentinas (NA), propiedad de los dueños de El Día de la Plata, medio que también era funcional al Golpe.

En sus editoriales se presentaba el derrocamiento como algo “inevitable”. El 25 de marzo de 1976 publicaban: “Como culminación del proceso de desintegración nacional acelerado e incontenible, sobrevino finalmente el desalojo del gobierno justicialista por parte de las Fuerzas Armadas. La angustiosa crisis (…) no admitía ya composturas parciales ni paliativos de carácter institucional, desde que (…) el gobierno prefirió cerrar todos los caminos que la democracia representativa pone a disposición de la República para la búsqueda de soluciones”.

En cuanto a la situación de los trabajadores de prensa en dicho medio, los despedidos durante la dictadura fueron Gonio Ferrari, Nieto José Buenaventura y Carlos Garat en diciembre de 1978. Además, Juan Carlos Picatto, editorialista del diario, se autoexilió de forma permanente en México; al igual que Julio César Moreno, quien tuvo que irse al exterior tras recibir amenazas.

* Fuente: Diario sobre Diarios (www.diariosobrediarios.com.ar)

* Lenguaje inclusivo: El diario de la marcha es una construcción colectiva de la Comisión de Comunicación de la Mesa de Trabajo por los DDHH de Córdoba. Las notas, a su vez, fueron escritas por diferentes autorxs de manera individual y grupal. La publicación de las mismas se llevó a cabo respetando la libertad de decir y nombrar que nos abre el lenguaje inclusivo. Leerán notas que varían y mezclan el uso de x, e, as/os, masculinos, femeninos, y toda la diversidad del lenguaje existente y que estamos de/construyendo.     

foto para nota sobre medios (segunda parte) fuente La Primera Piedra


* Leé el diario de la marcha completo >> LINK

Mesa de trabajo por los DDHH de Córdoba

Pagina de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba

Boletín de noticias