Vigilia de la dignidad: “Nuestra vida es nuestra, no de los poderosos”.

El amparo ambiental contra Porta Hnos. atraviesa instancias decisivas. Empezaron los últimos testimonios de la causa contra la contaminación e ilegalidad de la planta de etanol de Porta Hnos. Vecinxs de zona sur realizaron una vigilia de 38 horas para acompañar la presentación de los estudios que demuestran la contaminación en el barrio y la emergencia sanitaria. Informe vía Fuera Porta
ceb47519-83c4-4abf-b9a7-010e953cdb5f
Fotos: Hugo Campilongo

Entre el 22 y 23 de abril, en los Tribunales Federales de la ciudad de Córdoba, lxs vecinxs de zona sur de la ciudad de Córdoba respiraron dignidad. Con una vigilia de 38 horas, soportando temperaturas sorpresivamente bajas, lluvia y viento, acompañaron los testimonios de quienes participaron en los estudios del aire y salud ambiental, y confirmaron que sus barrios están contaminados. La jornada llenó de colores y sonidos el monocromático recinto, con música y radio en vivo, intervenciones artísticas y, principalmente, las voces desoídas de lxs vecinxs afectadxs en largos años de lucha.
Respiraron dignidad porque una vez más, en estos siete años de reclamo de Justicia, dejaron en claro que su pedido es inclaudicable: “Fuera Porta de mi barrio”. La ecuación es sencilla para lxs vecinxs de zona sur: el barrio es preexistente, la producción de etanol es ilegal, y, además, contamina. Las denuncias por la multiplicación de enfermedades fueron sistemáticamente ninguneadas por la Municipalidad y la Provincia de Córdoba. Por estas razones, ingresar un amparo ambiental en la Justicia Federal abrió una puerta de esperanza en junio de 2016.
Rosa Acuña fue quien tomó la palabra para cerrar las 38 horas de vigilia afirmando: “El Estado nos abandonó”. Con 50 años viviendo en barrio San Antonio le temblaba la voz pero no la firmeza al afirmar que “el derecho a tener una vida digna, saludable, es nuestro. Nuestra vida es nuestra, no de los grandes poderosos que se llenan los bolsillos. Ya basta, eso se tiene que acabar”.

El abrazo popular, el reparo que el Estado no garantiza

Lxs vecinxs de zona sur encontraron en las calles el reconocimiento de una ciudadanía cada vez más consciente, que no tiene dudas, y que acompaña y apoya su reclamo. Vecinxs de otrxs barrios, estudiantes, organizaciones sociales y políticas se dieron cita en la vigilia.
Con la voz entrecortada y sus ojos humedecidos, Rosa, durante la radio abierta, dijo: “Me llevo la lucha que hacemos acá en mi corazón, me llevo en el corazón también a todos ustedes que han puesto los cuerpos, el tiempo, todo para acompañar. Porque siempre decimos que esta lucha es de todos”.
El respaldo que tuvieron lxs vecinxs de VUDAS esta semana fue contundente. A pesar de la lluvia y el frío, durante el transcurso de las 38 horas de vigilia, en cada momento la solidaridad se materializaba en una carpa que llegaba, un termo de agua caliente que alguien acercaba, un plato caliente de comida y los mensajes que desde todo el país enviaban en aliento a la lucha.
Además de la radio abierta permanente, numerosos artistas se acercaron a brindar su apoyo al pedido de justicia por las víctimas de la contaminación de Porta Hnos. Abrió la tarde el -ya clásico- desfile de enfermedades, una intervención artística que recupera con humor ácido las dolencias cotidianas que generan en la salud de la población de la zona sur las emanaciones contaminantes de Porta Hnos. En esta acción participaron Sol viye, Nico de Angelli, Jem luz de mar, Juan Manuel Dominguez, Ema Pineira, Giovanni Rusalem, Coco Liche, Alejandra Fernandez, Dafne Edelstein, Nina y Cata Luna y Paula Ferreyra.
Luego comenzaron las bandas y artistas invitadxs, con la conducción de Lara Ocampo Conti: Emanuel Orona, Gonzalo Mamonde, la Murga la Runfla de Calycanto, Juan Iñaki, Juli y Guada, Perro Verde, la murga Caprichoso Rejunte, Les Amigues de Vera, Lucas Heredia, Les Descontrolades de Alberdi, y cerró la noche Sacala a bailar.
La lluvia no apagó el baile, y el frío se enfrentó con una polenta de maíz orgánico, una intervención artística del colectivo “Contraarte ampliado” y los abrazos que ayudaron a pasar la noche. Imagen: Cobertura Colaborativa Fuera Porta

5576361a-d90b-491b-b936-5929ff54047e

Testigos del horror. Sobre los estudios del aire y la salud ambiental

El amparo ambiental contra la ilegalidad de Porta Hnos. y la inacción del Ministerio de Energía y Minería de la Nación se encuentra en la etapa final. En dos meses se cumplirán tres años desde su presentación, y el expediente pasó la mayor parte del tiempo trabado por los recursos que el “staff” de abogadxs de Porta Hnos. interpusieron para evitar que tenga curso la investigación judicial.
La causa estuvo prácticamente estancada desde la audiencia pública que ocurrió en el mes de agosto del año 2017, donde por primera vez lxs vecinxs tuvieron la posibilidad de presentarle al juez Hugo Vaca Narvaja sus padecimientos, y en la cual la Nación y Porta decidieron ausentarse. La etapa actual del juicio es la de las pruebas testimoniales con personas calificadas para establecer si la planta de etanol sin autorización del Ministerio de Energía de la Nación y sin Informe de Impacto Ambiental de la Provincia, puede continuar produciendo 300 mil litros diarios de etanol en medio de un barrio residencial.
En ese marco, el día 22 de abril estuvo citado Marcos Tomassoni, Ingeniero Químico y especialista en Arquitectura y Diseños sustentables. El profesional presentó los resultados de un peritaje físico-químico del ambiente realizado en las inmediaciones de la planta etanol de Porta Hnos, en el cual se encontraron residuos peligrosos como formaldehidos, toluenos y xilenos en cantidades mil veces por encima de lo permitido.
Durante la jornada del 23 de abril fue el turno de exponer del médico Medardo Ávila Vázquez, de la Cátedra de Clínica Pediátrica del Hospital Nacional de Clínicas de la Universidad Nacional de Córdoba, y Coordinador de la Red Universitaria de Ambiente y Salud y Médicos de Pueblos Fumigados (REDUAS). Junto a un equipo de especialistas, Ávila Vázquez desarrolló dos relevamientos de salud en barrio San Antonio en los años 2013 y 2016. “Vinimos a mostrarles eso, lo que no se quiere ver” , explicó en la radio abierta realizada en la Vigilia en referencia a dichos relevamientos y su declaración en Tribunales, para luego enumerar las enfermedades y afecciones que se multiplican en las inmediaciones a la Fábrica de Porta Hnos.: nacimientos con malformaciones, cáncer de piel, cáncer de ojos, tumores en las vías aéreas superiores. Y afirmó sin dudas: “El juez ahora no puede decir que no conoce esto que está pasando. Para nosotros no hay dudas de que es la Fábrica la que produce todas estas enfermedades, de hecho todos estos problemas surgen después de que comienza a funcionar la Fábrica”,
En su deber ético como Médico, Ávila Vázquez explica que le informaron al juez de “la cantidad de vecinos a los que les pedimos que se fueran del barrio con sus familias porque estaban muy enfermos, y que cuando se fueron, a los pocos meses, estaban sanos”.
Para el médico del Hospital de Clínicas, que conoce en profundidad el estado de la salud comunitaria de la zona sur, “la Planta tiene que dejar de funcionar por precaución, porque se tiene que priorizar el derecho a la vida y a la salud de todos nosotros y no el agronegocio de Porta”.
Durante las próximas jornadas prestarán testimonio personas que fueron propuestas por Porta Hnos., de las cuales no se conocen estudios científicos específicos que puedan aportar a clarificar el objeto que juzga el amparo ambiental: Dra. Nilda Gait, la Dra. Nora Glastein, el Prof. Roberto Pepino Minetti, el Ing. Augusto Edgar Gallardo y el Sr. Francisco Brussa.

Informe: Fuera Porta

Mesa de trabajo por los DDHH de Córdoba

Pagina de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba

Boletín de noticias